Hoy vamos a hablar de una sencilla herramienta que te va a servir para recuperar el control emocional en situaciones delicadas que te ocurran con clientes o proveedores, tan solo tienes que seguir los pasos que te mostramos en el siguiente artículo:

Primera parte:

  1. Piensa en una persona en la que tu sepas que tiene poder sobre ti o bien, recuerda cuando perdiste tu control emocional, revive ese comportamiento del cual te quieres deshacer.
  2. Observa las imágenes que vienen a tu mente cuando piensas en esa persona o situación. ¿Cómo es esa imagen, es un video o una foto estática?, ¿Nítida, borrosa, lejana, cercana, clara u oscura…? Anótalo.
  3. Observa los sonidos que escuchas interiormente, ¿qué te dices a ti mismo? Y ¿cómo te lo dices? ¿es un susurro, es fuerte, es tu voz o la de alguien más…? Anótalo.
  4. Observa lo que sientes en este recuerdo mental. ¿frio o calor?, ¿sensación de rigidez o flexibilidad?, ¿alguna sensación como cosquilleo, presión, tensión muscular en la cara, en las piernas, cómo es tu respiración…? Anótalo.

 

En segundo lugar:

  1. Recuerda un momento de tu vida en que te sentiste totalmente en control sobre ti mismo.
  2. Observa las imágenes que vienen a tu mente cuando piensas en esa persona o situación. ¿Cómo es esa imagen?, ¿Nítida, borrosa, lejana, cercana, clara u oscura…? Anótalo.
  3. Observa los sonidos que escuchas interiormente, ¿qué te dices a ti mismo? Y ¿cómo te lo dices? ¿es un susurro, es fuerte, es tu voz o la de alguien más…? Anótalo.
  4. Observa lo que sientes en este recuerdo mental, ¿frío o calor?, ¿sensación de rigidez o flexibilidad?, ¿alguna sensación como cosquilleo, presión, tensión muscular en la cara, en las piernas, cómo es tu respiración…? Anótalo.

 

Completada esta segunda etapa sabrás cómo es que tu mente procesa la información para que la interprete como “poder y control emocional”. El tercer paso es modificar la experiencia en la que te sentiste sin poder, para ello sigue estos sencillos pasos:

Tercera parte:

  1. Recuerda nuevamente la experiencia Nº1, cuando perdiste tu autocontrol emocional
  2. Recuerda la imagen y modifícala de forma que se parezca (color, brillo, cercanía o lejanía, nitidez, etc) a la imagen de la experiencia Nº2
  3. Recuerda los sonidos y modficialos (tono, volumen, ritmo, etc), de forma que se asemejen a los de la experiencia Nº2.
  4. Recuerda las sensaciones y modificalas de modo que se parezcan a las de la experiencia nº2.
  5. Achica esta nueva imagen mental, de modo que quede muy pequeñita.
  6. Disminuye el volumen del sonido al mínimo

Al comienzo, puede ser difícil modificar la imagen, sonidos y sensaciones. Debes hacer este ejercicio y repetirlo hasta que te sea fácil hacerlo. Una vez que lo hayas logrado, al recordar la experiencia Nº1 automaticamente vendrá a tu mente la nueva imagen. Lo que has hecho es modificar el programa mental de cómo pierdes el autocontrol emocional y reemplazarlo por otro con poder. Por último es fundamental que realices este último paso:

Cuarta y última parte:

  1. Imagínate una situación futura, en qué crees que antes hubieses perdido tu autocontrol emocional.
  2. En esta fantasía mental futurística, observa las imágenes, sonidos y sensaciones
  3. Haz lo mismo que en el paso anterior, es decir, modifica la imagen (colores, brillo, cercanía, lejanía, marco, posición etc.), los sonidos (voz interna suave, ronca, sonidos fuertes o suaves, etc.) y las sensaciones, de forma que se parezcan a la experiencia Nº2.
  4. Repite modificar esta fantasía turística hasta que logres visualizar, escuchar y sentir esta nueva experiencia mental tal cual cómo tú la modificaste. Te puede tomar entre 5 a 15 minutos hacerlo es recomendable que lo repitas para que tu mente se automatice en este proceso.

¡Ya hemos terminado!, ahora descansa y comenta si quieres los resultados de este ejercicio de control emocional.